sábado, 30 de abril de 2016

Los de arriba, los de abajo.

“El acto de desobediencia,
como acto de libertad,
es el comienzo de la razón”.
Erich Fomm.




Por alguna razón quienes estaban arriba dejaron de mirar hacia abajo, los motivos solo ellos lo saben, lo cierto, lo que todos sí saben es que ellos no pudieron llegar donde estaban sin los que desde abajo los sostuvieron.
Vivieron engañados allá arriba, ajenos a la realidad que se respira todos los días, olvidándose de ellos, de los de abajo, dejando de lado a quienes anteriormente los ayudaron a subir. Allá continuaron expandiendo lo que consideraban su reino, y solo por momentos gritaban a los de abajo que había que seguir sosteniéndolos.
    El tiempo que consideraron prudente los de abajo esperaron por quienes antes pidieron su ayuda, esperaron y continuaron trabajando para ayudarlos a subir, pero los de arriba fueron olvidándose de sus promesas, de las palabras que dijeron tiempo atrás, y en aquel mundo lejano del que los vio nacer vivieron aquella mentira.
   Con el correr del tiempo algunos de los que estaban sosteniéndolos subieron y se encontraron con ese mundo absurdo, muy distinto al que en un comienzo habían ido a buscar. 
   Ese fue el comienzo de la caída, los de abajo, defraudados por las personas en quienes habían confiado, hicieron lo que saben hacer, miraron adelante, tomaron una nueva ruta, y por ahí van caminando, buscando como siempre ya que la vida es una búsqueda constante. Se fueron marchando, dejaron de sostener lo que habían ayudado a construir, porque ellos estaban –están- convencidos que una construcción no es obra de uno solo, es la unión la que lo logra, algo que los de arriba olvidaron o nunca entendieron.
  Ahora, los de arriba, luego de la caída, desorientados y entre escombros buscan aquel reino absurdo e irreal que imaginaron poseer, y dan órdenes para que los levanten, pero ya nadie los escucha.


martes, 12 de abril de 2016

Sobre los cambios y los ciegos.

   Cambian un multimillonario que no puede justificar el origen de sus bienes, por una multimillonaria que no puede justificar el origen de sus bienes, y luego cambian a otro multimillonario que no puede justificar el origen de sus bienes, ellos (en realidad la mayoría que esta en cargos públicos) "justifican" sus patrimonios en forma tan absurda que hasta un niño se da cuenta que tanto dinero no lo hicieron trabajando, sin embargo, los ciegos les creen.
   Todos ellos pasaron por cargos públicos por lo tanto sus bienes, todo el dinero con el que los obtuvieron, es el que falta en los hospitales y en las escuelas, ellos son los responsables de la existencia de comedores comunitarios, de la pobreza estructural de un país inmensamente rico, y ustedes ciegos continúan defendiendo a uno y atacando a otros, matándose entre ustedes mientras ellos, los falsos patriotas, en sus delirios de grandeza se sienten emperadores de ciudades antiguas, esperando sus estatuas de bronces, mientras sus súbditos los aplauden.