miércoles, 17 de diciembre de 2014

17/12/14.

“…Donde juegues yo voy a estar…”, una vez mas lo que esta acá solo es mi peso y altura, porque ya una vez mas lo que soy, lo que habita mi interior esta en algún otro lugar, como sé esta ella, como están tantos. 
Carezco de las palabras que expliquen muchas de mis acciones; escribir por ejemplo, nunca supe -ni voy a saber-, porqué lo hago, será una necesidad de comunicación, de contar o transmitir algo, realmente no lo sé, pero es casi tan fuerte como vos, a quien constantemente le escribo, sintiendo que de alguna forma mis palabras te llegan.
Es en vano que quien no ama un club intente comprender lo que digo, es en vano que muestren todas sus explicaciones, “el corazón tiene razones que la propia razón no va a entender”.
“…donde juegues yo voy a estar…” dice la canción de la hinchada mas creativa del planeta, y aunque esta tarde este sentado en el trabajo, o participando de alguna charla con mis compañeros, yo voy a estar allá, con los miles que fueron, con esos que ahora hacen hablar a la prensa del mundo, porque la noticia ayer fue el banderazo de los hinchas, fue una ciudad teñida de azulgrana, porque tu hinchada es la mas linda, la mas fiel, la que no festeja un campeonato en el Obelisco, lo hace en Almagro, lugar que quisieron quitarte y no pudieron.
Porque ya van días sin dormir, porque ya a las 7:00 llamé a mi viejo, responsable de tan linda herencia, quien me confirmó que esta en casa esperando las 16:30, aunque claro, solo su cuerpo esta en Barranqueras, su voz llegaba desde Marruecos.
Que hermosa es esta sensación, que hermoso este insomnio que me arroja a dar vueltas en donde estoy, a ir caminando cantando una de tus canciones.
Como siempre acá estamos juntos, ante tanta distancia.

martes, 16 de diciembre de 2014

16/12/14.

Porque un partido no dura 90 minutos, ni un torneo seis meses, porque estamos pendientes 24 horas al día, todos los días, de una combinación de colores, colores que elegimos en la ropa que compramos, en el termo y mate que usamos, colores que siempre producen una sonrisa.
Porque el fútbol se siente cuando caminas, cuando dormís y cuando no dormís, porque ya hace días arrastro este hermoso insomnio azulgrana. 
Porque como siempre digo no sé que va a ser de nosotros, no sé a dónde nos vas a llevar, pero sé bien que siempre voy a estar con vos.

lunes, 1 de diciembre de 2014

20:50.

“Luego reflexiono que la realidad 
no suele coincidir con las previsiones; 
con lógica perversa infirió que 
prever un detalle circunstancial 
es impedir que este suceda.” 
Jorge Luis Borges, “El milagro secreto”.



Constantemente todos en el trabajo se quejan en que la hora de salida no llega, y siempre que escucha eso recuerda lo que tantas veces leyó, y es que, creo ya todos lo saben, el tiempo nunca es igual, y se mide en distintas formas. Su percepción es netamente relativa al momento en que estemos viviendo, y la llegada, lenta o veloz del futuro, esta determinada por el presente. 
El hombre ya se encuentra inmerso en esa línea de tiempo que creó, vive en su presente esperando el futuro, muchas veces recordando el pasado. El hombre está condenado a medir sus días, sus momentos, en minutos y segundos, y esa condena impuesta siglos atrás él como todos la padece; pero aquel conocimiento que leyó tiempo atrás -sí tiempo atrás-, ahora le regala sonrisas cuando escucha quejarse a alguien que la hora de salida parece no llegar.
El tiempo nunca es igual, el que piense lo contrario que compare un minuto de felicidad, con un minuto de tristeza. Una hora con la mujer amada, o una hora en una saturada sala de espera, aguardando por algún trámite.
No, todos los días, aproximadamente a las 20:50 cuando algunos se quejan de la hora, él no piensa en cuánto falta para salir, sabe que el tiempo será eterno por esa espera, lo que hace es tomar un libro y leer, es que de esa forma para él, los minutos pasan mas rápido.