martes, 4 de noviembre de 2014

Sobre una mañana.


“Del caos - no del orden- nacen las estrellas, 
hace falta llevar caos por dentro para dar a luz una estrella."
Friedrich Nietzsche.





Y si lo hacemos, 
y si repentinamente quitamos ese poder que cedimos.
Qué harían sabiendo que ya no disponen 
de lo que antes manejaban a su antojo.


Qué harían si todos los que dicen “sí”,
repentinamente dicen “no”,
y a su “no”, agregan una acción.

Después de todo quien cede poder, 
en todo momento puede exigirlo, 
recuperarlo de quien no lo supo manejar correctamente.

Y si esta mañana vemos al mundo en forma distinta.
Y si esta mañana no solo escuchamos a aquella voz, 
que constantemente nos habla.

Bastaría que una mañana, por qué no esta mañana,
dejemos salir a esa voz,
la liberemos, como tantas veces la soltamos, 
para verla transformarse en acción.

Un “no”, no es necesariamente negativo,
un “no” puede ser el comienzo de un gran “sí”.
Esa respuesta que damos todos los días
es la que nos hace libres.

Es preciso escuchar esas voces, 
es preciso y necesario dejarlas salir,
su libertad es nuestra libertad.

Todo orden necesita del caos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario