miércoles, 26 de marzo de 2014

25/03/14.

“Vive tu memoria y asómbrate.”
Jack Kerouac.


Vamos a pedir una justicia más justa, con jueces dignos que merezcan el puesto que tienen, que obviamente no son los que nos investigan.
Vamos a buscar democratizar los medios de comunicación, para que -como lo hicieron constantemente- no defiendan a otros intereses que van contra el bien general. Vamos a hacerlo para que no inventen una verdad inexistente, para que no mientan, y en el caso que tengan que hacerlo, sea con nuestra “verdad”.
Vamos a buscar todos, unidos y organizados, la felicidad del pueblo, dándole diversión, no distracción como dicen algunos, diversión. Que cada televisor transmita todos los partidos, no importa cuánto cueste hacerlo, la educación y la salud, las escuelas y hospitales no necesitan la inversión que destinamos al fútbol, hace ya tiempo los médicos y docentes públicos ganan sueldos dignos, y las instalaciones en las escuelas y hospitales son las mejores.
Cantemos todos juntos esas canciones que emocionan, con las que crecimos, claro que sin cobrar por nuestra presentación ya que lo hacemos para recordar una fecha especial. Nosotros somos artistas populares, venimos de abajo, y jamás podríamos cobrar un peso al estado. Y presten atención, no lo hacemos no porque no tengamos problemas económicos, porque realmente no necesitamos ese dinero, lo hacemos porque nuestros principios morales nos indican que es muy probable que ese dinero va a ser mejor utilizado en otras áreas. Nosotros festejamos con el pueblo, y al igual que el pueblo, no cobramos por estar hoy.   
Todos juntos vamos a dar el mejor discurso, ese que toque las emociones mas profundas de nuestra gente, ese que diga que nuestra lucha es igual a la que sostuvieron otras personas que creyeron en un mejor lugar. Vamos a hacerlo aunque tiempo atrás hicimos lo contrario.
Vamos, que quizás a algunos su amnesia les permita dejarnos acá, por los demás ya sabemos no importa, a su amnesia la seguiremos comprando.

jueves, 20 de marzo de 2014

Abrazos de perros.

A Furia, Chupete, La China, Rambo,
Charly, Patán, Julio, Chooper,
Fidel, Tanque, y los que vendrán.


No importa cuánto tiempo te ausentes, al regresar siempre va a ser igual, ellos te van a tirar al piso con abrazos sinceros.
Alguna vez escuche, o leí, -con el tiempo mi memoria no recuerda de dónde vienen las historias-, que al llegar a tu hogar, el abrazo de un perro siempre va a ser único. En esa línea de tiempo que se llama vida, primero tus padres, luego tu novia, finalmente tus hijos, te darán grandes abrazos de bienvenida, pero ninguno será igual al que te dan tus perros cuando llegas a casa. 

lunes, 3 de marzo de 2014

Palabras de un Duende.

Y nunca voy a dejar de jugar por algo tan estúpido como “la edad”, dije satisfecho, e imaginando -sí, tengo mucha imaginación-, que esas palabras perfectamente podrían ser de un Cronopio.
“¿Qué es la edad?”, preguntó el Duende, que siempre tiene esa forma tan particular de mostrarme que si hay un Cronopio en este departamento -sin contar a los que habitan mis libros, pinturas, fotos, discos  y esculturas-, es él.