miércoles, 9 de octubre de 2013

Alturas.


La voz que le habla dice que hay que salir, tanto mundo por ver, tantas alturas por subir, y su interior se va poblando con nuevos mapas, en su mente se van trazando nuevas rutas que necesita transitar.
Con la certeza de que la vida es una búsqueda constante, algo que esta en otros lados a los que debe partir, algo que debe encontrar, se pone de pie y escucha.
La voz rugiendo en su interior comienza a diagramar algunos rumbos.
Meter solo lo necesario en la mochila y salir, buscar nuevamente las alturas, ellas siguen llamándolo más que el mar. De pie, ve hacia un lado, ve hacia el otro, con un gesto dice al mar que lo espere, que todavía no es el momento, pero que ya va a ir.

Tanto mundo por ver, sus piernas se mueven como si tuviesen vida propia, como si fuesen independientes de él, ellas también lo van llevando, lo van empujando, y la voz de su interior le habla, le muestra lo que aún no vio, entusiasmado la escucha y sonríe. Ya esa sensación de partir lo envolvió, “tanto mundo por ver” escribe, ve hacia un lado y dice a las montañas que lo esperen, que en unos meses se volverán a ver.

2 comentarios:

  1. ¡Hola, Gastón! Hacía tiempo que no te visitaba... me he mantenido alejada de la blogosfera durante un tiempo... echo un vistazo al costadito derecho de la pantalla y veo que has dejado textos que leer, así que ya estaré poniéndome al día =)
    Sí, sabés que a mí también me llaman más las alturas, aunque he tenido más oportunidades de meterme en el mar... de hecho hace un rato rememoraba lo bien que me la pasé en la excursión escolar al Cerro Champaquí, a pesar de no haber estado muy integrada al grupo. Ahora se me pasa por la cabeza, tal vez sea un delirio... que quizás hay como algo arquetípico en las montañas, se me hace como la idea de ascensión, de una elevación espiritual, algo así... de todas maneras me fascina su presencia, así que como ya lo dije apenas regresé del Champaquí, que algún día regresaría, ya fuera a esas o a otras alturas. Nos verán volver jeje =)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Clarisa, también paso poco por este mundo virtual. Es agradable ver que de vez en cuando pasas a leer. Espero pronto vuelvas a las alturas. Un abrazo.

    ResponderEliminar