lunes, 8 de octubre de 2012

Tanto horizonte.


Definitivamente desapareció.
Como esas imágenes que vemos en sueños,
que al abrir los ojos desaparecen,
de esa forma se fue.
Se fueron sus sonidos y silencios,
sus palabras únicas.
Se fue,
y siempre supe que así sería,
ambos lo sabíamos.
Palabras únicas que dijo,  
palabras que están y no están.
Definitivamente desapareció,
y cómo no lo iba a hacer,
con tanto horizonte por ver.
Hoy creo la entiendo, y tendría que imitarla,
cargar algo en una mochila y desaparecer.      

1 comentario:

  1. Interesante
    Invitación

    Yo soy brasileño, y tengo un blog, muy simple.
    Estoy lhe invitando a visitar-me, y se posible, seguimos juntos por ellos.
    Fuerza, Alegría y Amizad.
    Ven para acá.

    http://www.josemariacosta.com

    ResponderEliminar