martes, 16 de octubre de 2012

Alturas.


Es una voz que llama,
que invita a alejarse.
Es la necesidad de los vientos,
de los cerros y montañas.
La soledad de paisajes invita a que vuelva.
Es el sonido de otras voces,
internas y externas voces que hablan,
que invitan a partir hacía las alturas,
en donde el tiempo de las ciudades no existe,
en donde el alma se libera,
donde es realmente libre.
Se acerca ese tiempo de subir.
Dejar las absurdas complicaciones de la ciudad
para subir.
Ser un poco cactus, otro tanto piedra,
algo de cóndor.
Antiguas voces me llaman,
piden que vuelva,
las escucho con claridad.
Ahora que comprendo algo de lo que me rodea,
ahora que sé soy presencias y ausencias,
algo que deje en muchos lugares,
algo que traje de otros mas,
esas partes necesitan rencontrarse,
y me exigen regresar.
Se hacen presentes en voces que me hablan.
Internas y externas voces que piden viajar. 

2 comentarios: