lunes, 27 de junio de 2011

06

"Largarme a nadar, sin saber nadar."
Alberto Laiseca.


Es como un viento, pero no es un viento,
es más fuerte, pero también invisible.
Estuvo un tiempo dormido y finalmente despertó,
antes aunque quería no podía hacerlo, no del todo.
Es una sensación agradable y liberadora,
alguién la notó en mí,
y cuando le conté sonrió.
Estuvo dormida pero despertó.
En algún momento todos despiertan.

4 comentarios:

  1. Por suerte sí, todas las almas despiertan.

    ResponderEliminar
  2. Hola Gastón! te leo siempre! la radio está buenísima, digo! el blog! jaja. Besoooo!

    ResponderEliminar
  3. jajaja ¿y tenes todos mis discos?, un beso Flo y espero la entrada para la avant premiere.

    ResponderEliminar