miércoles, 25 de mayo de 2011

Esa forma que tiene la vida de hacer algo distinto a lo que esperamos.

Lo había pensado toda la tarde. Una y mil veces lo había reconstruido en su interior, lo pudo ver, graficar, escuchar las palabras que diría ella, y las que diría él.
Estaba todo listo para pasar una noche agradable como las que se estaban acostumbrando a tener, todo estaba preparado hasta que llegó el mensaje cancelando el reencuentro.
"Esa forma que tiene la vida de hacer algo distinto a lo que esperamos", dijo en el silencio de su departamento, su perro que dormía levantó la vista y lo miró.
Sus palabras retumbaron entre sus pocos muebles, entre sus libros ordenados por autor, y algunos discos.
Cenando recordó el otro mensaje, el que había recibido después de mucho tiempo en que no supo nada de ella. Aquella noche estaba acostado mirando televisión sin prestarle atención a la película, el mensaje llegó cambiando la noche aburrída que seguía a un día que había sido aburrido, y en esa misma noche había pensado lo mismo que acababa de decir, "Esa forma que tiene la vida de hacer algo distinto a lo que esperamos".

sábado, 14 de mayo de 2011

Un día.

Recuerdo sin recordar, porque en realidad no lo hago,
me miento y digo que recuerdo un rostro aunque no es así.
A veces ocurre que es imposible recordar un rostro que vimos
y ya no vemos, que sentimos, que fue nuestro,
en esa forma única que tiene el amor
de darnos la posesión de alguién más,
de su cuerpo, de su alma.

Todo fue por un sueño,
una imágen que se gestó en algún lugar oculto de mi interior,
que trajo el sueño de un reencuentro,
que se materializó ante mí,
y se interrumpió en el instante de las sonrisas,
entonces vi el sol filtrándose por los huequitos de la persiana.

Recuerdo mientras tomo mate y pienso,
hay mucho de estos días que me gusta,
hay algo también que me hace sentir incompleto,
pero creo siempre ocurre eso,
después de todo así es la vida,
tenemos y nos falta algo.

La vida explota, se desborda, nos inunda y rodea
a veces en forma triste, otras en forma alegre,
pero nos envulve,
y hay casualidades,
encuentros y desencuentros,
personas que queremos y otras que no.

Ahora el sol se filtra por la ventana de la cocina,
me esta siguiendo por toda la casa,
me corre a los gritos,
contándome de la hermosa mañana que hay en la ciudad,
y creo tiene razón,
afuera hay una mañana fresca de invierno y sol brillante,
y como si fuera poco hoy hay fútbol,
y amigos, y es mi día franco.