jueves, 13 de enero de 2011

Este silencio.

Los últimos colores de la noche se mezclan con los primeros del día, y las calles tienen ese silencio que uno busca cuando tiene algo importante que pensar o recordar, sentado en el cantero de la avenida un diariero no se molesta en ofrecer sus diarios a los pocos autos que detuvo el semáforo, no se mueve y permanece sentado con la mirada fija en el suelo, pero seguramente viendo algo más que el pavimento, seguramente piensa o recuerda aprovechando el silencio que a las 5:20 tiene la ciudad.
Luego de unos minutos el colectivo cruza antes que se encienda la luz verde mientras me digo que la vida a veces transcurre entre pensamientos y recuerdos que uno necesita ordenar, pero que no siempre tiene el silencio necesario para hacerlo.
Bajo del colectivo, cruzo la avenida muy despacio, envuelto en un silencio agradable.
Camino despacio e intento aprovechar este silencio, sé que en unos minutos habrá desaparecido.

13 comentarios:

  1. Me encantó
    Llegué a verlo...
    sentirlo también.

    ResponderEliminar
  2. Buen me alegra que te haya encantado, gracias por lo que decís.

    ResponderEliminar
  3. Hay a veces muchos silencios, pero de este tipo están haciendo falta por acá...
    Muy lindo!

    beso

    ResponderEliminar
  4. Uh espero encuentres pronto ese silencio, ya que a veces es necesario.
    Gracias por lo que decís, un beso.

    ResponderEliminar
  5. Esos instantes son mágicos...me encanta ese instante en que no es ya ni noche ni día...
    Bsos
    B

    ResponderEliminar
  6. La verdad que si che, ese instante entre la noche y el día es mágico, o suele serlo.
    Un beso Blanca, es una alegría que hayas vuelto.

    ResponderEliminar
  7. Amanecer.. momento en el que el día pide pista .. jajaja .. uno no se da cuenta cuan valiosos son los silencios no?

    Hay silencios que aturden .. es verdad .. pero hay otros que son necesarios .. muy necesarios .. hay que saber encontrarlos y disfrutarlos

    Beso piscuí .. que sigas bien

    Yo Nati

    ResponderEliminar
  8. A veces el día pide pista y uno quiere decirle: "no dejá no amanezcas aún" jaja, pero bueno hay que levantarse.

    Un beso Nati, che al final no me quedó claro, ¿vas o no a Europa?... ¿y mi remera?

    ResponderEliminar
  9. me dejaste pensando y recordando cosas con ese silencio que creo haber sentido ayer y con la frase "la vida a veces transcurre entre pensamientos y recuerdos que..."
    siempre que entro acá, de alguna manera u otra, me voy con algo más de lo que entré. gracias! que estés bien!

    ResponderEliminar
  10. Bueno muchas gracias, yo me quedo con tus palabras.
    Un abrazo que estés bien.

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  12. Puedo sentirlos en este momento, la calma y el placer de esos días en que puedo cambiar algunas horas de sueño por esos instantes de silencio, sólo interrumpido por las aves que recién amanecen cuando la ciudad aun duerme, libera, agiliza, despliega, sabiendo que no es de día ni de noche y nos dejamos fluir ajenos al tiempo.
    Es conmovedora la última frase. Lamentablemente tenemos consciencia de que va a terminar, pero creo que eso lo hace aun más especial, hasta que la cárcel con los barrotes en forma de minutos nos atrape otra vez.

    Gracias por el saludo en mi cumpleaños.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. El canto de las aves por la mañana temprano es de las pocas cosas que vale la pena oír.

    ResponderEliminar