sábado, 16 de octubre de 2010

Invierno III.

Salió de la ducha, se secó y se puso su bata amarilla, -continúa usando su bata amarilla-, miró sus ojos en el espejo, vio su piel blanca algo rosada por el agua caliente. Comenzó a peinarse muy despacio, pasaba el cepillo por su pelo lacio y mojado que no necesitaba desenredar, afuera la ciudad se empezaba a agitar como todos los sábados pasadas las veintiuna, ya vestida con el jogging gris, una remera de mangas largas y sus pantuflas fue a la cocina, el horno de microondas recibió una bandeja de ensalada con carne -de las comidas para microondas es la única que le gusta-.
Una ráfaga de viento levantó las cortinas, se asomó a la ventana y vio el cielo nublado con un color anaranjado oscuro, viendo la ciudad se quedó pensando hasta que el sonido del microondas le anunció que su cena estaba lista.
Sentada en el único sillón de su departamento comió frente al televisor. Vio una comedia romántica norteamericana, que casualmente era lo mismo que estaba viendo él que no había cenado y que no lo iba a hacer.
Esa noche solo sonrió por la película, también se emocionó con el final predecible y feliz.
Sin saberlo se acostaron a la misma hora, afuera el invierno dejaba caer una de las últimas noches frías que tenía guardadas para este año, a algunos minutos de distancia -veinte o treinta, según la velocidad del colectivo-, ambos se dejaban vencer por el sueño, conservaban aún las imágenes de la película.
Lo último que imaginó ella antes de dormirse fue protagonizar una escena como la que había visto en la televisión, lo último que pensó él antes de dormirse fue que su psicóloga se reiría si se enteraba que continuaba viendo “típicas comedias románticas norteamericanas”, se reiría y le diría “estás cambiando para bien.”

7 comentarios:

  1. Basta de invierno, es primavera. Salgamos a la primavera YA.

    ResponderEliminar
  2. Prefiero el invierno a la primavera, y aunque solo sea en textos me gusta conservar las noches frías, el viento agradable, y alejar este calor que me disgusta.

    ResponderEliminar
  3. Como me suena todo ésto....
    menos mal que como dice reptile, al final siempre llega la primavera...
    Un placer leerte.
    B.

    ResponderEliminar
  4. Me hace recordar algo personal.
    Esa calle es una en San Telmo. Si sos de Bs As te recomiendo caminar por San Telmo, segura te gusta. Tiene lugares pintorescos, tranquilos y con mucha historia.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Blanca gracias por pasar y por lo que decís.

    Norah soy de Chaco, pero voy a seguir tu consejo de caminar por San Telmo, por la foto el lugar se ve que es lindo, en unos días voy a ver a otra Norah (Jones) a Capital, quizás me doy una vuelta, un beso.

    ResponderEliminar
  6. Yo tambien voy a ver a Norah Jones con un amigo, el Luna Park de San Telmo queda re cerquita, así que vas a poder apreciar con tus propios ojos el lugar y no a travez de una foto.
    Abrazo :)

    ResponderEliminar
  7. Voy un par de días y tengo varios lugares que ver, si puedo me mando por San Telmo.

    ResponderEliminar