sábado, 11 de septiembre de 2010

*Abajo.

Inmenso y rojo.

Inmenso y rojo

Sobre el Grand Palais

El sol invernal aparece

Y desaparece

Así mi corazón desaparecerá

Y toda mi sangre irá

Irá a buscarte

Amor mío

Hermosa mía

Y te encontrará

Donde estés.

Jacques Prévert.



Abajo el piso (de tierra, sin pavimentar)

arriba el cielo, más arriba el sol,

caliente, gigante, cegador.

Un paso y otro paso, hay que caminar.

A veces lo que buscamos es incierto,

pero hay que caminar.

Un paso y otro paso,

el tiempo camina con nosotros,

transformando el presente en recuerdos,

los recuerdos en futuro y esperanzas.

El piso firme a veces tiembla,

el sol flotando, permanece inmóvil.

Y camino y camino,

viendo a veces lo que solo yo veo.

También me quedo quieto como perdido,

hasta que me impulsa un nuevo suspiro.

Flotando, gigante, cegador, él sigue ahí,

me paro y le digo:

“como quemas por esta zona, en este lugar”,

no me responde y entonces sigo.

Camino y camino.


* Publicado en Sr. Alelí nº 16: “Para leer en el sol”


2 comentarios:

  1. Muy lindo!
    ...Caminante no hay camino, el camino se hace al andar...
    Caminar con sol arriba es hermoso, pero bajo la luna tiene cierte magia especial-al menos para mi!.
    Saludos

    Ji

    ResponderEliminar
  2. Coincido che, mejor caminar bajo la luna, el sol a veces me resulta molesto, beso Ji

    ResponderEliminar