lunes, 7 de junio de 2010

Mujer calamar.

Hay un mar que no es líquido, un mar que nos rodea, ese mar está en esta ciudad, en todas las ciudades.
Hay una mujer que suele esconderse en ese mar, en todos los mares, ocultarse es su forma de protegerse. Es valiosa y muchos quieren tenerla, pero ella es tan libre como única, así es que cuando la quieren capturar la lastiman ya que no tolera el encierro.
Esa mujer da vueltas en este mar no líquido que es esta ciudad. Ella se esconde en su oscuridad, es la mujer calamar que cuando se ve amenazada suelta su tinta, suelta toda su oscuridad que la protege, solo así sobrevive, solo así puede ser tan libre como quiere.
Algunos dicen que también hay un hombre calamar, que también da vueltas en este mar, que es esta ciudad, que son todas las ciudades, pero a diferencia de ella, a él nadie o casi nadie vio.

12 comentarios:

  1. eso lo estoy comprendiendo de a poco. Pero a veces cuesta desacostumbrarse de ciertos olores, de cierto sentir, de tantas cosas...
    Un beso che.

    ResponderEliminar
  2. hola gaston...un placer leerte.Confieso que este texto tiene muchisimo que ver con mi vida,me asumo un poco mujer calamar....
    saludos!!

    ResponderEliminar
  3. Bueno gracias Maga.
    Creo que esconderse es algo que a veces todos necesitamos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. "los calamares no me atemorizan. En señal de amistad trenzo y destrenzo sus tentáculos" Al fin y al cabo soy una de ellos. Yo también se jugar a esconderme en nubes de tinta" Ana María Shua

    ResponderEliminar
  5. Ya lo dije más arriba pero bueno... creo que esconderse es algo que a veces todos necesitamos.
    (En pocas líneas Ana María expresó mejor la idea que mi cuento)
    Un beso Abriles.

    ResponderEliminar
  6. Somos muchos las personas calamares entonces. Interesante prosa poética.

    Saludos...

    ResponderEliminar
  7. Sí, creo que sí.
    Saludos Jorge.

    ResponderEliminar
  8. estas hablando de calipso?

    ResponderEliminar
  9. Anónimo, no sé a qué “calipso” te referís y no sé si hablas de alguno de los comentarios o del cuento, pero no, el cuento no habla de “calipso”... sea lo que sea.

    ResponderEliminar
  10. Me gusto mucho!! El esconderse sin dudas en una forma de protecciòn, pero tambièn es una forma de amontonar cosas, cosas que no se disuelven... cosas que nos asechan, esperan a que no nos escondamos lo suficiente bien para salir a luz y salpicarnos!
    Beso, Ji

    ResponderEliminar
  11. Creo con el tiempo uno aprende de quién esconderse y también qué esconder.
    Un beso Jime.

    ResponderEliminar