martes, 4 de mayo de 2010

2/5/10.(23:55)

Gané su brillo como ahora su oscuridad.
Me ilumino y todo fue claro, dejo de hacerlo
y entre sombras voy.

Aunque por momentos no hay tanta oscuridad,
en este camino en donde todos saben o creen saber lo que tengo que hacer,
creen saberlo todo, lo que hay que escuchar, lo que hay que ver.

Buscando algunas explicaciones,
encontrando unas y otras no,
viviendo sin molestar a quien no se lo merece.

Viviendo como muchos,
perdiendo cierta libertad,
recuperándola después.

Algo ilumina, “¿un nuevo brillo?” pienso, y sigo
por este camino en donde todos saben o creen saber lo que tengo que hacer,
creen saberlo todo, lo que hay que escuchar, lo que hay que ver.

La soledad no me disgusta, nunca lo hizo,
siempre me acompaña y cuando no está
las otras compañías que tengo me hacen no extrañarla.

No me disgusta cuando llega esta soledad,
en la que leo o juego a ser escritor,
es como la lluvia o el frío, su llegada es agradable.

Lugar peculiar esta ciudad, que es este mundo
en donde todos saben o creen saber lo que hay que hacer.
Abundan quienes creen saberlo todo.

Y algo ilumina, es un nuevo brillo
y hay que aprovechar su luz
ya que no me cuesta ganar oscuridad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario