lunes, 21 de diciembre de 2009

Sobre las tormentas.

No necesito este tipo de tormenta,
es una tormenta mala que hace mucho me lastimo,
aquellos vientos moldearon lo que soy,
aunque no solo soy lo que aquella tormenta dejo.

Hay algo más en mí que pocas personas conocen,
que pocas vieron y estoy seguro no fue por azar que así ocurrió.
Hay momentos en la vida en que la casualidad deja de ser casual,
“sorpresas que hacen linda la vida”... o algo así dijimos.

Basta de soplar malos vientos,
basta de gritar malos truenos.
Vi tormentas tan hermosas,
tan agradables que en nada se parecen a ustedes.
Sentí vientos fuertes que me acariciaron,
refrescantes lluvias que me bañaron.

Por hablar poco nadie me habla... o pocos lo hacen,
quizás la causa sea el uso excesivo de mi armadura,
...aunque usarla me gusta y no me quejo,
dijo Alejandra “el traje de Gregorio te queda bien”... pero también esta lo otro.
El otro mundo.
No todos me conocieron callado,
no todos no me hablan.

Hay algo de mí que di una sola vez
y no fue por casualidad que así ocurrió.

Hay una belleza en la tristeza y alegría de tus ojos que no vi en otro lugar.
Hay algo agradable en el sonido de tu sonrisa, de tu voz, que no escuche jamás.
Hay una tormenta maravillosa en vos,
una tormenta única que me cambio,
es de las tormentas que valen la pena.

Basta de malos vientos que nada traen,
las puertas y ventanas solo están abiertas a las buenas tormentas,
pocas y buenas tormentas que dan vueltas por el mundo, inquietas,
cambiando todo de lugar.
Cambiando y cambiándonos.

2 comentarios:

  1. Faaaaaaaaaa ... con solo el titulo!!!

    Cuanto sentimiento morocho ... me has dejado sin palabras che ... no vale!!!

    Si si basta de malos vientos ..fueraaaaaaa .. basta ya .. pero nunca cierres las puertas a nada .. todo suma .. todo te hace mas fuerte .. aunque debilitado te sientas ehhhh .. es solo el trampolin .. solo el despegue para lo que sigue

    Beso locura

    Yop .. aha .. esa mismaaaaaaaaa!!!

    ResponderEliminar
  2. Ahora apareció de nuevo tu firma morocha, pero no mi respuesta... no sé qué onda esto pero bueno, espero no vuelva a desaparecer, un beso.

    ResponderEliminar