martes, 1 de diciembre de 2009

El tiempo a veces funciona como despertador.

Había algo de viento, también bastante ruido y las miradas se cruzaron y bastó eso para que hablen, para que cuenten de sus vidas y sonrían.
Para él, el mundo nunca fue tan perfecto como esa mañana, ella con una mirada peguntó algo, con una sonrisa él respondió. Luego de varios minutos fue él quien preguntó algo con la mirada y ella dijo algo muy dulce con sus ojos dulces. Así todo fue dicho sin decir una palabra.
El tiempo pasó, el sueño terminó, quizás por ahora, porque hay cosas en la vida que nunca se saben y parte del futuro es una de ellas, lo cierto es que en el presente el sueño terminó y es probable que ella y él ahora dialoguen con otras miradas, que encuentren respuestas a sus preguntas en otros ojos, porque la vida es así, porque como en el futuro hay cosas inciertas que no se pueden saber, en el presente hay otras que no se pueden evitar.

2 comentarios:

  1. Muchas cosas no dependen de uno (ni de dos).. demasiadas diría yo .. solo hay que vivirlas .. disfrutarlas .. aceptarlas y progresar!! ... es la vida!!!

    Tanto hace que no pasaba por acá? o vos subiste mucho?? jajaja

    Beso .. yop

    ResponderEliminar
  2. Creo que un poco de todo, subí algunas cosas seguidas y creo los turistas te roban mucho tiempo por ahí... o decidiste leer algo mejor.
    Algún día voy a pasar a buscar mi botella como Alberto, ahora si esta la chica con cara de mala me va a tirar con algo… mejor antes aviso que voy.

    ResponderEliminar