miércoles, 30 de diciembre de 2009

Concentración.

Siempre hay algo que me aleja un poco de todo
y de esa forma termino aislado.
Me alejan los pensamientos,
los recuerdos, los deseos.
Siempre mi concentración fue muy mala
y nunca le costó alejarse de mí,
aunque a veces creo soy yo el que se aleja,
sea como sea mentalmente termino en cualquier lugar.
Las hormigas, que a pesar de ser las 1:40 siguen llevando las flores amarillas que suelta mi árbol, él ave nocturna que pasó cantando... ahora el perro que ladra,
todo me aleja un poco de donde estoy,
así es que varias veces me encuentran por la calle
y los saludos se tienen que transformar en gritos
que me traen del lugar (no físico) en el que me encuentro.
Así es que me ven callado viendo cualquier lugar
... y no lo que tengo en frente.
Me alejan los pensamientos,
los recuerdos, los deseos.
Siempre hay algo que me aleja un poco de donde estoy
y así es que voluntaria o involuntariamente termino aislado.
¿Donde habrá ido el ave que pasó cantando?
¿A quién ladraras perro?
¿Llegaran tus ladridos a donde tienen que llegar?
¿Llegaran los míos?

2 comentarios:

  1. Suele pasarme igual que a vos. A veces no estoy aca, estoy por allá.

    ResponderEliminar
  2. Cheeve veo que es una sensación compartida la de ir de un lugar a otro sin poder controlar eso que nos lleva.
    Pase por “un giro sin visión”, me gusto el texto “Soledades”

    ResponderEliminar