martes, 6 de octubre de 2009

Sensación.

Hay una sensación extraña que me envuelve,
aunque hace tiempo que esta…
…así es que ya no me es extraña.

Hay una sensación conocida que me envuelve,
hace tiempo llego…
… y trajo algunas preguntas.

Pregunta esta sensación:
¿Cómo seguir cuando por algo buscado todo lo que diste no alcanzó?
(Y la certeza de que diste todo tampoco alcanza.)
¿Cómo si lo buscado fue muy importante?
(Más importante que cualquier otra cosa.)
¿Cómo volver a salir, a pensar, a sentir?

¿Cómo…? muchas cosas y las preguntas se multiplican, saltan de mí, se caen de mis manos, de mi mirada.

Recuerdo un poema de Cortázar:
“¿Cómo puede vivirse en un presente
apedreado de lejos? No te queda
más que fingir capacidad de aguante”

Esta conocida sensación extraña ya es parte mía
y fingiendo capacidad de aguante hay que seguir.
No se puede vivir si lo buscado no está,
y no solo por respirar uno esta vivo, o por moverse,
o hablar. Uno puede parecer vivo, pero no es así.

Recuerdo también a Gelman:
“¿o es este día en que muero por enésima vez?/”

Creo se muere un poco todos los días,
hay días y noches en que se muere un poco más,
incluso varias veces de una sola vez.

Creo solo se vive (pero realmente se vive)
cuando el motor interno, por alguien que conoció,
te hace dar todo, te hace buscar y cambiar.


No se esta vivo solo por respirar,
por moverse o hablar.
Se vive realmente cuando alguien
te deja esta extraña sensación.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario