jueves, 29 de octubre de 2009

Reconstrucción.

(Segunda parte).


Aparece y desaparece, es como un fantasma,
digamos un gran misterio… todo en ella lo es.
No se de donde salió, no sé como apareció,
es un misterio su pasado y su presente.
Aparece y desaparece, puede ir a cualquier lugar.
Esta enamorada de la luna,
de las letras también,
quiere a la soledad (aunque no tanto como yo)
alguna vez me quiso (me pregunto como me recordara).
Aparece y desaparece a voluntad, es como un fantasma pero no lo es,
es más que un recuerdo,
habita un mundo que esta más allá de este.
Hay una promesa pendiente (la única promesa que hice)
Me pregunto muchas cosas para las que no se si hay respuestas.
¿Habrá un rencuentro?
¿Cuándo y como será?

miércoles, 21 de octubre de 2009

El concierto ha fracasado.

Compañeros de los malos días
les deseo buenas noches
y me marcho.
La recaudación ha sido mala
la culpa es mía
asumo todos los errores
debí haberlos escuchado
hubiera tenido que tocar música de cocker
es una música que gusta
pero hice lo que quise
y después me puse nervioso.
Cuando se toca música de fox-terrier
hay que afinar el arco
la gente no va al concierto
para oír ladrar a la muerte
y justamente la canción de la Perrera
fue la que más nos perjudicó.
Compañeros de los malos días
les deseo buenas noches
duerman
sueñen
por mi parte tomo mi gorra
y dos o tres cigarrillos del paquete
y me marcho...
Compañeros de los malos días
de vez en cuando piensan en mí
más tarde...
cuando despierten
piensan en el que toca música de foca y de salmón ahumado
en alguna parte...
de noche
a la orilla del mar
y que después pasa el platillo
para comprar algo de comer
y de beber...
duerman
sueñen
Yo me voy.


Jacques Prévert

miércoles, 14 de octubre de 2009

Hoy II.

Hoy (solo por esta noche)
te regalo todo.
El silencio que tanto busco y cuido.
Mi mirada, mi pensamiento.
Sé es inútil y mañana todo estará igual,
pero de todas formas lo voy a hacer.
Hoy (solo por esta noche)
van a estar con migo
mis libros, la luna
y mi árbol gigante.
Hoy (solo por esta noche)
no habrá compañía,
no diré ni escuchare palabras.
Quizás haya alcohol,
hojas blancas y mi birome.
Voy a esconderme de todos,
no me cuesta hacerlo
y mañana voy a despertar,
como varias veces lo hice,
pensando en que nunca más
voy a regalarte todo.

sábado, 10 de octubre de 2009

Hoy.

Hoy (solo por esta noche)
voy a ser egoísta.
No habrá silencio y
mis pensamientos solo serán para mí.
Sé es inútil y mañana todo estará igual,
pero de todas formas lo voy a hacer.
Hoy (solo por esta noche)
no voy a estar solo,
compartiré a la luna lejos de mi árbol.
Hoy (solo por esta noche)
diré muchas cosas,
quizás haya alcohol y risas.
Voy a esconderme con alguien,
y mañana voy a despertar,
como varias veces lo hice,
pensando en que nunca más
voy a dejar a la soledad.

martes, 6 de octubre de 2009

Sensación.

Hay una sensación extraña que me envuelve,
aunque hace tiempo que esta…
…así es que ya no me es extraña.

Hay una sensación conocida que me envuelve,
hace tiempo llego…
… y trajo algunas preguntas.

Pregunta esta sensación:
¿Cómo seguir cuando por algo buscado todo lo que diste no alcanzó?
(Y la certeza de que diste todo tampoco alcanza.)
¿Cómo si lo buscado fue muy importante?
(Más importante que cualquier otra cosa.)
¿Cómo volver a salir, a pensar, a sentir?

¿Cómo…? muchas cosas y las preguntas se multiplican, saltan de mí, se caen de mis manos, de mi mirada.

Recuerdo un poema de Cortázar:
“¿Cómo puede vivirse en un presente
apedreado de lejos? No te queda
más que fingir capacidad de aguante”

Esta conocida sensación extraña ya es parte mía
y fingiendo capacidad de aguante hay que seguir.
No se puede vivir si lo buscado no está,
y no solo por respirar uno esta vivo, o por moverse,
o hablar. Uno puede parecer vivo, pero no es así.

Recuerdo también a Gelman:
“¿o es este día en que muero por enésima vez?/”

Creo se muere un poco todos los días,
hay días y noches en que se muere un poco más,
incluso varias veces de una sola vez.

Creo solo se vive (pero realmente se vive)
cuando el motor interno, por alguien que conoció,
te hace dar todo, te hace buscar y cambiar.


No se esta vivo solo por respirar,
por moverse o hablar.
Se vive realmente cuando alguien
te deja esta extraña sensación.

viernes, 2 de octubre de 2009

Poesía.

Hace algunas semanas y después de mucha búsqueda (conseguir algunos libros en Chaco es difícil, por acá solo hay cuatro librerías) conseguí “Los Sorias” de Alberto Laiseca.
En esta gigante obra de ficción en la que me estoy metiendo, poblada de terribles dictadores, en un momento alguien se pone a leer poesía. Como ocurre en la realidad conviven la belleza y la crueldad.
En este mes en “El duende” solo va a haber poesía, ajena y propia.
Acá va pues un poema que encontré en “Los Sorias”.


El rocío aumenta el peso de mi túnica.
El sueño danza lejos de mí
ignorando la entrada que le proponen mis ojos.
Sin embargo es preciso que descanse esta noche,
pues mañana, deberé cruzar ese desierto de bambúes de arena.
Casi no tengo agua,
pero el recuerdo de tu sonrisa
puede cambiar la desesperación y el destino.

Cho Tang. Dinastía Chin.