miércoles, 15 de julio de 2009

Libertad II

Los muros te encierran.
El trabajo y las responsabilidades son un calabozo
pero en tus ojos hay demasiada libertad (la vi).

Un animal grita en tu interior
busca la salida, quiere salir.
(alguna vez nos vimos libres y animales)

Hoy las palabras que digo y nadie escucha
no existen, porque hay sentimientos
que no se representan con palabras.

Sentimientos más grandes que todo lo conocido.
Como también hay personas gigantes
que no conocen de muros o encierros.

Hoy la mirada que tengo no es mía
es un poco tuya
y otro tanto de alguien más.

Hoy todo lo que sé de poco sirve.
Rodeado por las paredes del laberinto
hay que apretar los dientes y empezar a trepar.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario