jueves, 16 de julio de 2009

Contradicciones.

“He aquí la seductora noche, amigo del crimen,
viene como un cómplice, con pasos callados de lobo
el cielo se cierra lentamente como una gran alcoba
y el hombre impaciente en una bestia salvaje se transforma,”
El crepúsculo de la noche.
Charles Baudelaire.

Rara sensación... de buscar una explicación a una contradicción.
Amargo comienzo de un café, con mucha azúcar
para ayudar a pasar este mal sabor.
No es la cafeína la que hoy no me deja dormir.
Un portón negro queda atrás y
la calle solo muestra un grupo de chicos riéndose,
la botella de cerveza mas mareada que ellos
por ese ritual de girar en circulo de mano en mano se termina.
En esta noche el ruido de la ciudad esta tan ausente
y la voz de mi cabeza grita tanto,
contradicciones solo posibles de ver en una noche como la de hoy,
y es curioso ¿no? que uno solo vea cosas así en noches así.
En las otras se es tan indiferente
a lo que pasa alrededor.
Contradicciones de una noche,
la calle silenciosa y mis oídos aturdidos,
caminando y prestándole atención a cosas
que otras noches ni me enteraría que están ahí.
Gran contradicción alejado y presente en un mundo
por momentos muy silencioso y otras veces
ruidosamente saturante
y aparece de vuelta ella,
la mas grande de las contradicciones,
la de empezar a pensar en que te puede extrañar
sabiendo que fui yo quien te hecho.
Gran contradicción la de estar cansado y salir a caminar,
diferentes espectros surcan la diagonal yo los veo pero ellos a mi no,
seres de otros tiempos, del pasado y del futuro buscan su lugar.
Me veo a mí al que alguna vez fui,
solo veintitrés años encima y voy caminando a lo que me va a cambiar.
Pensando en lo que fui sigo caminando pero ahora con veintiséis años
y llego a la estatua,
mas almas perdidas o perdiéndose encontré,
ahogándose en una cajita deformada,
creo que ellos también ven a su pasado y por eso se ahogan,
lo ven todo pero no me ven a mí.
Y entonces vuelvo, levantando el cuello de mi campera
…como si fuera posible evitar así al frío,
vuelvo y los chicos en ronda ya no están,
solo Homero sigue tomando.
Entro no se porque,
entro sabiendo que algo encontré,
entro y termino de escribir lo que empecé al salir.
Rara sensación... ¿por qué buscarle una explicación a una contradicción?
rara sensación... la de entender una contradicción.

2 comentarios:

  1. Hola cuervin .. me paso por acá .. .. ayer no me dejó firmarte .. buen cuento el anterior .. como éste .. me engancho esperando el final

    Tantas contradicciones se nos presentan en la vida .. que da hasta fiaca intentar descifrar la señal .. pero existen y son parte de nosotros .. y nos demuestran que sentimos .. que no todo tiene una explicación al menos lógica y que por mas que la busquemos difícilmente lleguemos a alguna conclusión productiva.

    Uyyy me copé me parece

    Un beso grande locura ... que sigas bien

    Vamos Ciclón .. ups!! eso iba? jajaja

    Adiossss

    Nati

    ResponderEliminar
  2. El Vamos Ciclón va siempre, Nata, en todos lados queda muy bien, beso.

    ResponderEliminar